Translate

viernes, 3 de febrero de 2012

Amanece...






Son pasadas las 6am, mi hija se acerca 
y mira por la ventana de mi cuarto, 
maravillada me dice: "mira mami, 
qué hermoso amanecer ¡"


 La abrazo y juntas contemplamos
 por unos minutos los brillos del sol 
que puja por salir entre las nubes que 
perezosas se levantan del cerro, 
entre la brisa fría de la mañana, 
el apuro de los vehículos, la gente corriendo, 
y la hora de partir al colegio...


Breves minutos, que absortas, aún abrazadas, 
disfrutamos como solo se puede cuando vemos 
el regalo que Dios nos da cada día, y le dimos 
gracias por obsequiarnos un bello amanecer, 
dibujado con la maestría que solo su amor y 
la vida misma, generan a cada segundo.


A veces, detenernos a mirar las nubes, 
aunque otros nos tilden de distraídas, nos regocija 
y nos enseña a apreciar que Dios está en esos 
detalles que solo duran... 
un segundo eterno

No hay comentarios:

Follow by Email

Buscar este blog