Translate

martes, 17 de abril de 2012

La vigorexia, una enfermedad poco conocida : Noticias Cotopaxi : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo

La vigorexia, una enfermedad poco conocida : Noticias Cotopaxi : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo


NOTICIAS COTOPAXI

La vigorexia, una enfermedad poco conocida

Bookmark and Share
Martes, 17 de Abril de 2012
La vigorexia,  una enfermedad  poco conocida
La vigorexia, una enfermedad poco conocida
PsCl. Mario Sinchiguano

Existen gran cantidad de trastornos psicológicos que no se conocen o que van apareciendo a partir del tiempo, dentro de estos tenemos otra enfermedad de tipo alimenticio que se conoce como vigorexia, está determinada por la presencia de una preocupación obsesiva por el aspecto físico, así como por la distorsión del esquema corporal.

Al igual que en la anorexia y bulimia existe una percepción errónea de si mismo, pero en forma diferente, ya que en vez de verse como si se encontrara obeso u obesa, se observa como demasiado delgado o delgada. Ésta aparece más en los hombres que en las mujeres.

La persona que presenta este cuadro patológico, genera una obsesión por realizar ejercicio con el fin de mejorar su aspecto corporal, ya que siente que en ellos existen una carencia de tonicidad y musculatura, por lo que pueden adquirir un cuerpo que no va con su talla.

Al presentar este trastorno, el afectado empieza a consumir en forma excesiva cantidad de proteínas y carbohidratos, mientras que la cantidad de grasas se reduce. Esto puede ocasionar alteraciones metabólicas, sobre todo cuando se consume esteroides que generan cambios de humor.

Esta enfermedad va en aumento y es más letal que la anorexia y bulimia, ya que por la idea de subir de peso y la forma de alimentación puede producir síntomas somáticos tales como: convulsiones, mareos, dolores de cabeza y taquicardias, el cuerpo solo puede soportar por seis meses este ritmo de vida, ya que una de sus complicaciones es la atrofia del músculo cardíaco, debido a la falta de sangre por su aumento de tamaño.

Las características de las personas que presentan este trastorno son: una gran obsesión por tener un cuerpo musculoso, distorsión de la imagen corporal, por lo que usan dietas impuestas basadas principalmente en proteínas y en ocasiones de anabólicos y esteroides, acompañados de una autoestima baja. Realizan entrenamiento excesivo dejando en segundo plano sus otras actividades, existe una tendencia a la automedicación.

Existen ciertos estudios que mencionan que estas enfermedades aparecen por la existencia de disturbios en los niveles de diversas hormonas y mediadores presentes en la transmisión en el sistema nervioso central, pero los primordiales factores desencadenantes implicados son de caracter cultural, social y educativo, a los que estas personas están expuestas periódicamente.

Por ello, el tratamiento se basa en modificar la conducta y la perspectiva que tienen sobre su cuerpo.
El medio afectivo cumple una función muy importante en su recuperación, al ofrecer apoyo cuando intentan reducir su rutina de ejercicios a periodos más prudentes.

El hecho de desear una imagen corporal ideal no envuelve necesariamente que la persona sufra algún trastorno psicológico, pero se debe estar muy atento ya que las posibilidades de que aparezca son mayores en estas personas.

El tipo de tratamiento para este trastorno es multidisciplinar, centrándose sobre todo en terapias cognitivo conductuales, enfocadas a modificar la autoestima, y la percepción de la imagen corporal que tiene de si mismo, y comportamientos tales como pesarse varias veces al día, ejercitar muchas horas seguidas o ingerir gran variedad de complementos alimenticios.

Los trastornos alimenticios atentan fácilmente a la salud orgánica, así que siempre se debe tener mucha atención a estas señales.

Este tema será analizado el domingo en Stereo Latacunga FM a las 10h30

SUGERENCIAS O PREGUNTAS
084296796
cotopaxi@lahora.com.ec
cree_acuador@yahoo.es
o al buzón instalado en las oficinas
de Diario La Hora

lunes, 16 de abril de 2012


http://www.rtve.es/noticias/20120416/400-millones-ninos-todo-mundo-viven-condiciones-esclavitud/516417.shtml

400 millones de niños en todo el mundo viven en condiciones de esclavitud

  • Se celebra el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil
  • En India, Afganistán y Brasil, entre otros, hay niños esclavos
  • Producen muchos productos que luego se consumen en occidente
Efe 16.04.2012 - 08:02h
Organismos y ONG internacionales y organizaciones misioneras han denunciado que unos 400 millones de niños viven en situación de esclavitud, muchos de ellos trabajando en la elaboración de productos que se comercializan en Europa y el resto de Occidente.

Con motivo de la celebración este lunes del Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, las organizaciones han reiterado sus llamamientos para luchar contra este fenómeno y no abandonar a los niños esclavos.

Por medio de un comunicado, la Conferencia Española de Religiosos (Confer) ha detallado los lugares del mundo en que la esclavitud infantil es más frecuente y ha advertido de que "indirectamente, esta esclavitud entra a formar parte de nuestra vida de cada día". "Puede ser que los plátanos que comemos y el café que degustamos estén empapados del sudor de muchos niños y niñas latinoamericanos o africanos", enumera.

"Puede ser que las alfombras que pisamos estén tejidas por esclavos paquistaníes; cortinas, camisas, joyas y otros manufacturados podrían ser fruto del trabajo oculto y forzado de menores de la India; balones y juguetes de nuestros niños podrían gotear sangre de tantos menores asiáticos y caribeños", detalla.

Por ello, la organización anima a "no escatimar ningún esfuerzo para instar a las autoridades civiles a cumplir con sus responsabilidades, para combatir estas injusticias y brindar a todos los niños y niñas la protección legal que merecen por justicia".

Homenaje a un niño Paquistaní

La fecha de celebración del Día no es casual, sino que rinde homenaje a Iqbal Masih, un niño esclavo paquistaní de 12 años que logró liberarse de sus "amos" y trabajó por la liberación de otros niños hasta que fue asesinado el 16 de abril de 1995, por las mafias de los fabricantes de alfombras.

Con tan sólo cuatro años, Iqbal fue "cedido" a un fabricante de alfombras por su padre, a cambio de un préstamo de 600 rupias (equivalente a unos 12 dólares estadounidenses) que fue creciendo hasta resultar impagable.

Durante seis años, Iqbal fue obligado a realizar jornadas laborales de más de doce horas, frecuentemente encadenado al telar y golpeado si se dormía o despistaba.

En 1992, cuando tenía diez años, consiguió escapar de la fábrica, y se dedicó a denunciar la situación de esclavitud en que vivían otros muchos niños de su país, con el apoyo del sindicato Bhatta Mazdoor Mahaz ("Frente de los trabajadores de ladrillos").

Miles de millones de euros

Pese a los años de lucha, la legislación internacional, las denuncias y los programas de apoyo a los niños en situaciones precarias, la esclavitud existe y sigue moviendo miles de millones de euros al año, denuncian las organizaciones.

Así, Confer destaca que la esclavitud infantil sigue siendo un fenómeno actual en la India y Afganistán, donde niños y niñas trabajan en la industria del ladrillo cargando con pesadas cantidades de éstos, mientras los hombres alimentan el fuego.

Los dueños de los hornos reclutan a los niños entre las familias humildes, a las que prestan dinero para la asistencia médica o la celebración de un funeral y los intereses desorbitados de los préstamos perpetúan la deuda, que pasa de padres a hijos.

También hay esclavitud infantil en Brasil, donde los esclavos hacen el carbón usado en la fabricación de acero para automóviles y otras piezas de maquinaria, o en Myanmar (Birmania), donde les dedican a la cosecha de caña de azúcar y otros productos agrícolas.

En China, los niños esclavos preparan explosivos y fuegos de artificio utilizados en la pirotecnia, mientras que Sierra Leona, se surte de esclavos para extraer diamantes de las minas. En la República Democrática del Congo, miles de niños son esclavizados y explotados en la extracción de la casiterita y coltán, elementos usados e indispensables para los PC, mp3, teléfonos móviles y un sin fin de instrumentos que cotidianamente usamos los que habitamos en el llamado "primer mundo".

En Benin y Egipto se calcula que un millón de niños son forzados a trabajar en el sector algodonero porque son más baratos y obedientes que los adultos y tienen la estatura idónea para inspeccionar las plantas de algodón. Finalmente en Costa de Marfil, unos 12.000 niños recogen las semillas del cacao que se exportan para la elaboración del chocolate.

Follow by Email

Buscar este blog