Translate

sábado, 13 de noviembre de 2010

Entre mariposas...



"Mariposa/oruga
El espíritu de la mariposa representa a la transformación, ya que es el único ser viviente que consigue modificar y transformar por completo su estructura genética.
La oruga, arrastrándose por el suelo, se encierra en su propio capullo, para salir transformada en una bella mariposa con alas capaz de volar. Es la representación viva de la transformación de todo ser, de la evolución espiritual.

Cuando la mariposa es nuestro animal de poder, nos estará indicando que estamos preparados para afrontar nuestra gran transformación, el gran paso que nos indicará vendrá reflejado por la situación que percibamos del estado en que vemos a la oruga de la mariposa, así si lo que vemos es el huevo, indicará que estamos en el inicio del proyecto, si lo que se nos presenta es la larva dentro del capullo, nos estará indicando que necesitamos conectar con nuestro ser interior y si lo que percibimos es la apertura del capullo, nos indicará que debemos de compartir con los demás los conocimientos y experiencias obtenidas. Cada paso de la transformación de la mariposa nos servirá para conocer en que etapa nos encontramos y por tanto conocer cual va a ser la siguiente".  



En medio de muchos procesos durante este año, cuando no entendía tantos cambios, tanto movimiento comenzaron a aparecer mariposas, me llegaban de todos lados, de colores, de luces, de olores, de humo, de viento, de sol... mariposas que entre sus suaves alas y su sutil vuelo me decían... MIRA EL CAMBIO... Jamás un cambio se debe dar brusco... 

Al ver a mi alrededor este año lleno de situaciones muy complicadas a todo nivel, siento que las cosas tienen siempre un motivo y en este caso, ha sido generar cambios, en mí.  Cambios que claro al observarlos hacia atrás, veo que han sido una evolución, un proceso como un lento caminar, transmutando, cambiando, casi muriendo, y en cierto modo así ha sido... el cambiar tanto por dentro ha sido como entrar en la pupa, morir y volver a nacer, como la mariposa, quizás por eso ahora hay tantas a mi alrededor... y siento que me acompañan en mi proceso... llegará el día de volar con fuerza, remontar el firmamento y danzar con el viento como lo hacen ellas, sin que el mundo se detenga, pero ellas detienen el mundo en sus alas... y así espero llegar al final del cambio... lento, progresivo, tomando el tiempo necesario para pensar, sentir, cambiar, aceptar, dejar ir el cuerpo de la oruga, y dejar espacio para el grácil, hermoso y vaporoso espíritu de la mariposa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenida al club!! Somos varias que sintiendonos, por mucho tiempo orugas, estamos entendiendo, de forma a veces dolorosa que en realidad somos preciosos seres que solo estamos en proceso de evolución.
Felicidades Preciosa Mariposa!!!

Gissel

Anónimo dijo...

Somos lo mas hermoso de la naturaleza, tenemos el poder de la transformación!!!!

Follow by Email

Buscar este blog