Translate

domingo, 26 de diciembre de 2010

Añoranzas de Navidades pasadas

Desde que murió mi papá, hace ya muchos años, la navidad perdió para mí el sentido divertido que él le imponía.  Pero este año, siento su presencia jugueteando cerca, trayendo mil recuerdos y sacándome sonrisas cuando estoy sola... y veo en mi sobrino Juan, quién lleva su nombre, esa inocencia que hace que a su alrededor todos nos hayamos unido y dejando a un lado muchos conflictos personales.

Varias cosas llegaron a la mente, como recuerdos empacados en papeles brillantes y de lustrosos moños, la emoción de desempacarlos es casi volver a vivirlos y apreciar que fueron realmente momentos mágicos.  Uno de sus juegos favoritos, era esconder el 24 todo el pesebre (Belén) por la casa... cada figura traía un regalo para quién lo encontrara, y se le ocurrían unos lugares... jjjj.  El sabía quién cabía en cada rincón y el regalo era justo para el gusto de quién la encontraba...  el juego terminaba cuando volvíamos a armar el pesebre... y entonces, cenábamos, temprano, y a la cama, con la ilusión de recibir muchos presentes.  Esto estuvo hasta el año en que falleció, esa navidad anterior, a pesar de lo enfermo que estaba, hizo lo mismo, y reírnos, hablar de sus historias al pie de la chimenea (convertida en cueva para el nacimiento), mientras el resto de la familia dormía, es algo que siempre añoro con un nudo en la garganta, pero voy viendo, con el paso del tiempo, que esos eran sus mayores regalos, obsequiarme momentos únicos y muy íntimos para los dos. Recuerdo sus abrazos y sentir su calor, mientras me contaba las "travesuras" que hacía en su pueblo natal, o sus recorridos por todo el país y su lección infaltable: trabajar duro es lo único que sirve para salir adelante. 

O tomaba mi libreta de apuntes, donde iba escribiendo y dibujando mis primeros cuentos, le gustaba leerlos en voz alta, y luego me corregía lo que sentía estaba mal, era muy estricto, pero siempre me alentaba a que escribiera cada día algo, un verso, una rima, un cuento corto.  Obviamente, con todas las fallas que una niña de 7 años puede tener, pero para él eran SUS cuentos, y yo me sentía como si estuviera escribiendo un bet seller

Quizás uno de los momentos que más nos divertía, era hacer el dulce de leche en la hoguera, en la mitad del patio.  Mi abuela prestaba una enorme paila de cobre forjada a mano, pesadísima según recuerdo, tener la cagüinga (pala de madera), la leche fresca, el azúcar, las astillas de canela... moler arroz hasta dejarlo en polvo muy fino y encender la fogata.  El tenía sus piedras especiales para ello, la rejilla y me parece vernos arrodillados encendiéndola juntos... mientras mis hermanas andaban en oficios dentro de la casa y mi hermano, siendo muy niño, dando tumbos por todos lados.    Ese olor del fuego, el crepitar de la madera seca y el color de las flamas buscando subir hasta el cielo con sus chispas brillantes, siempre es mágico.  Luego, poníamos la paila, y él ponía lentamente la leche, ver caer ese río blanco, con su olor provocativo, y luego todos los ingredientes, comenzar a calentarla, mezclar lentamente y en forma constante con la cagüinga la leche, ver los remolinos que se iban formando era mi juego favorito, ahora comprendo que mantener ese remolino constante, era el truco para que el dulce de leche quedara en su punto...

Nos turnábamos para mezclar, pero siempre al inicio, porque luego al ir espesando se ponía muy pesado.  Me encantaba ir viendo cómo cambiaba de tono la leche, de ese blanco que solo tienen las nubes un día soleado, a el dorado brillante que el azúcar al irse caramelizando aporta, y un olor hechizante iba envolviendo el ambiente... y de paso, entre las brazas rojizas, poníamos papas, plátanos maduros, mazorcas tiernas, carne y el asado comenzaba... luego, sentadas en el piso del patio, comíamos con frenesí, todas con ganas de tomar el mejor trozo de carne, o la mazorca más grande, bañarla con mantequilla y ver cómo caía derretida soltando ese olor que llegaba al fondo del alma y abría el apetito con más entusiasmo.

Al final, cuando el dulce estaba por quedar, era cuestión de minutos, cuando tomaba el color caramelo y de pronto, comenzaban a formarse burbujas y plop ¡¡ explotaba en un sonido seco soltando un aroma increíble y listo ¡¡ se bajaba del fuego.  Teníamos entonces listos todos los recipientes para envasarlo, cubrirlos con una gruesa capa de azúcar y dejarlo enfríar en la mesada.

Pero aún no llegaba la mejor parte de todo: la rifa de la cagüinga para rasparla.  Durante el proceso se formaba una gruesa costra en la base... que iba del blanco azucarado al caramelo más fuerte y dorado, y siempre dejaba un poco "extra".   El premio de consolación, era raspar la enorme paila, entonces sentadas y con cuchara en mano, cada quién tenía su porción y la dejábamos muy bien raspadita    Y claro, cómo disfrutar este delicioso dulce sin un enorme vaso de leche cremosa y blanca?? Pues así terminaba siempre esta parte de la navidad.

En cierto modo, trato de ir recuperando esos recuerdos para alejar las tristezas, las dificultades presentes y llenar el momento y el aire, de esos sentimientos que hacen que sea dulce la vida.

A donde van las cenizas?


Siempre he sentido una fascinación enorme por las fogatas, las chimeneas, el fuego y todo lo que alrededor de él confluye: desde la misma preparación, recoger la leña, organizarla, alistar las astillas y encender la chispa que dará vida a las flamas. 

La forma de los leños, su color, el olor, casi me abren las puertas a esa experiencia, adoro ver cómo la madera tiene sus vetas de distintos tonos, los matices de las cortezas, las texturas, todo me anuncia un crepitar ante el calor de modos mágicos, olores que inunda el ambiente, el humo que dibuja en el aire sus formas insinuantes y fugaces, el calor que me abraza y enciende mis mejillas como una caricia amorosa.

Cuando se enciende las primeras briznas, para dar comienzo al fuego, me divierte ver cómo van surgiendo tímidas lenguas de fuego, casi pálidas, amarillas y ansiosas por más alimento, el ir colocando cada vez trozos más grandes, hasta que estalla con frenesí y abraza el primer leño seco hasta doblegarse bajo su ímpetu y la fuerza de las llamaradas dominan por completo los leños que se abrazan a ellas rendidos, enamorados.

Los vívidos tonos rojizos, azules, dorados, blancos, verdes, entre mil fulgores que si está de noche, dejo las penumbras se mezclen entre estas luces incandescentes, seductoras e impertinentes, casi agresivamente rompen la negritud del ambiente, parecen jugar con las sombras a un indescifrable coqueteo que dibuja en el fondo de la chimenea formas que se contorsionan al ritmo en que arde la leña y el fuego se apodera majestuosamente del tiempo.

Silva el vapor que escapa entre las brazas ardientes, huye del calor, trayendo consigo el aroma a bosque, a resinas de pino, eucalipto, roble y otras que a veces no se pueden identificar.  Entre este hermoso velo blanco, cálido, saltan también pequeñas cenizas brillantes que danzando entre el fuego, al ritmo frenético del crepitar de la madera; se esparcen por todos los rincones y sigilosamente van llenando el lugar con su blanca, aterciopelada y sutil presencia.   Pero, existen muchas cenizas que logran remontar el vuelo al firmamento, se escapan por la chimenea, se elevan en el caliente aire hacia el cielo, y me gusta pensar, que llegan a las estrellas, y junto a ellas, se funden en un ardoroso abrazo el cual termina siendo eterno, y cada vez que se enciende una hoguera en cualquier parte del mundo, ellas se reúnen a brillar hasta el fin de los tiempos.  

Será entonces, que el universo es el refugio de las cenizas brillantes que se ganan el derecho a arder para siempre?  Si es así, entonces seguiré encendiendo fogatas y chimeneas, en cada chispa que se eleve, irá una parte de mí al infinito donde me quedaré junto a ellas y formaré un manto de brillos para vivir eternamente entre el fuego que diluye el tiempo y cualquier dimensión.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Antipasto vegetariano

Antipasto vegetariano
Esta es otra mezcla que me inventé un día a la carrera 
Ingredientes
·        Una lata de maíz tierno escurrido, sin agua (en realidad, todos los ingredientes sólidos),
·        Una lata de guisantes verdes,
·        Una lata de habichuelas verdes,
·        Pasta de tomate,
·        una taza de vinagre balsámico,
·        media taza de vinagre blanco
·        media taza de aceite de oliva
·        dos cucharadas de aceite de ajonjolí (sésamo)
·        Una taza de puerro muy finamente picado y hervido,
·        Dos tazas de zanahoria muy finamente picada y hervida,
·        Una taza de coliflor hervida y picada (opcional, para los que les gusta esta flor)
·        Una taza de brócoli hervida y picada (ídem)
·        Una taza de calabacín finamente picado y hervido,
·        Tres tazas de champiñones finamente tajados y hervidos con limón por un minuto,
·        Una taza de ajonjolí tostado,
·        Una taza de piñones, o semillas de girasol, o soja tostada,
·        Se puede añadir también, una taza de trigo hidratado, o de cus cus hidratado previamente.
·        Dos tazas de tallo de apio muy finamente picado, sin hervir.
·        Una taza de tallos de acelga muy finamente tajados y hervidos.
·        Pimentón verde, rojo, amarillo, o del que consigan, también muuuuuuuuy finito.
·        Dos tazas de aceitunas verdes y moradas finamente tajaditas,
·        Dos tazas de alcaparras, si son pequeñas pues agregarlas enteras, si son grandes o alcaparrones, mejor picarlos.
·         Media taza de alcaparrones picaditos
Mejor dicho: lo que se les ocurra, le pega muy bien a este antipasto, si es verde y no patalea antes de morderlo.
Todo esto, se mezcla cuidadosamente en un bol. Se deja reposar al menos una hora en la nevera, y luego se rectifica la sal. Es muy sabroso, y el éxito depende en que se pique todo a mano muy finamente. Las picadoras dejan las cosas en trozos grandes, que no es igual y cambia el aspecto del antipasto. Antes de servir, añadir una taza de cilantro, perejil, orégano, tomillo, laurel y menta, todo finamente picado con cuchillo.
Este antipasto es muy agradable y con tostaditas integrales, patatas chips, o tostones, es un excelente acompañamiento para una noche de chismes  

viernes, 10 de diciembre de 2010

Leyenda China

 Cuenta la leyenda que cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada en torno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, a cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado: Tenían que comer con palillos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.  Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo. Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara desencajada; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados. Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar con los largos palillos al que tenía enfrente. 

martes, 7 de diciembre de 2010

DECRETO METAFÍSICO

DECRETO METAFÍSICO
Si te ha llegado este mensaje, considérate la persona mas afortunada.A partir de este momento tu vida cambiará y todo aquello que tanto anhelas . . . ¡Se te concederá!
SORTILEGIO DE LA ABUNDANCIA
Mientras lees este mensaje, concéntrate y piensa en todo aquello que deseas.
Piensa con fe y da por sentado que ya es una realidad.

Piensa en ese deseo AHORA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Entonces, repite 3 veces el siguiente sortilegio:

 Por el poder de 3 veces 3...
Por aquellos que van y aquellos que vienen...
Por los vivos y los muertos...
Por el poder de los 4 elementos...
A mi alrededor todas las cabezas se giran, abriéndome paso, elimino los obstáculos...
Crece mi fuerza, soy energía, puro es mi pensamiento, atraigo lo que quiero.
El universo me otorga aquello que mas deseo...
Reina la abundancia, el amor, la salud y el dinero.
Gracias Padre-Madre, concreto esta mi sueño.
Danza mi corazón, mi espíritu esta contento!


QUE ACTIVE Y MANIFIESTE EN NUESTROS CORAZONES, SUS DONES PARA QUE NUESTRA VIDA SEA CADA VEZ MEJOR, MEJOR Y MEJOR...AMOR LUZ Y PAZ A SUS VIDAS!!!!

lunes, 6 de diciembre de 2010

Reiki

Tipos de masajes terapéuticos

Portal CANAL SALUD - Ir a la home



Qué es el Reiki

Reiki es un sistema de armonización natural que utiliza la Energía Vital Universal, la cual permite tratar enfermedades y desequilibrios físicos y mentales.  Mikao Usui, (monje budista japonés) fue quien desarrolló el Reiki durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX, aunque él siempre afirmó que únicamente "redescubrió" una técnica de sanación milenaria que ya existía pero que llevaba mucho tiempo olvidada.
La práctica del Reiki se basa en un emisor que, a través de sus manos transmite Reiki (energía vital) a un receptor que puede ser él mismo u otra persona (presente o no en el espacio-tiempo), con el fin de paliar o eliminar molestias y enfermedades. No obstante, dado que Reiki es una energía universal los tratamientos también pueden dirigirse a otros seres vivos como animales, plantas o situaciones.
Es una energía inofensiva, sin efectos secundarios, es práctica, segura, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia.
El método Reiki se basa en la creencia hinduista de que el correcto fluir de la Energía Vital a través de los distintos chakras es lo que asegura un buen estado de salud en el organismo. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de la energía en uno o varios chakras sería lo que provoca o agrava el mal estado de salud, dando lugar a enfermedades y trastornos. El método consiste en dirigir la energía Reiki a los chakras de un enfermo (receptor), desbloqueándolos y potenciando el proceso de recuperación del receptor.
El Reiki no puede reemplazar al tratamiento médico, aunque sí se puede utilizar de forma complementaria.
El Reiki llega mucho más allá del cuerpo físico. Resulta eficaz en multitud de molestias y trastornos tanto físicos como psicológicos, como la ansiedad, el estrés, el insomnio, la artritis, las jaquecas, los problemas gástricos y también actúa como sanador de bloqueos emocionales profundos.
Es una energía preventiva y curativa. Ayuda en las terapias de desintoxicación, reduce los efectos secundarios de todo tipo de tratamientos, incluyendo la quimioterapia, por ejemplo. Acelera los tiempos de recuperación y mejora el estado general de personas sanas o enfermas, ya que equilibra las energías, libera las emociones, desarrolla la conciencia, aumenta la creatividad y eleva la energía vital.
 
¿Qué nos aporta el Reiki?
La falta de salud no se muestra sólo en nuestro nivel físico (enfermedades); también se refleja en el nivel emocional, mental y espiritual.
Reiki alivia los dolores físicos pero considera a la persona de forma global en los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual, de manera que, no solamente se dirige a suprimir la patología, sino también a recuperar el estado natural de equilibrio que produce bienestar y felicidad. Esto resulta esencialmente importante para poder lograr un cambio en el interior y en el entorno más inmediato. El Reiki nos ayuda a afrontar la vida con mayor equilibrio.
 
Aplicaciones concretas del Reiki
El Reiki se emplea actualmente en algunos hospitales de reconocido prestigio dónde se están realizando estudios sobre su efectividad. Cómo ejemplo de utilización del Reiki, en el documento "Pautas de atención integral para personas que viven con VIH/SIDA en las Américas", preparado por el Programa Regional sobre VIH/SIDA/ITS de la Organización Panamericana de la Salud, Oficina Regional de la Organización Mundical de la Salud, se menciona el Reiki en el apartado de "Manejo del dolor y cuidados paliativos".
  • Lesiones: Para acelerar el proceso de cicatrización y para soldar lesiones óseas. Reducir la inflamación en esguinces, sanar músculos desgarrados etc.
  • Infecciones: Ayuda al cuerpo a aumentar su capacidad para luchar contra enfermedades virales, reforzando su sistema inmunológico.
  • Cáncer: Se ha usado con éxito en combinación con quimioterapia para ayudar al organismo a mantener la fortaleza física necesaria para los tratamientos.
  • Depresión y agresividad: Reiki sirve para equilibrar energéticamente y espiritualmente a las personas.
El Reiki, más que tratar enfermedades específicas, consigue un equilibrio completo a través de la Energía Universal. De esta forma, el mismo paciente "toma las riendas" de su propia sanación.
Nuria Garrido Liso
Naturópata
Colaborador Advance Medical

martes, 30 de noviembre de 2010

No sueltes las riendas


  

No sueltes las riendas,
retoma y toma,
redescubre y conoce,
en la paz y en la contienda,
sé el águila y la paloma,
en momentos de dolor y de goce.
La senda, el camino 
por instinto , 
finito o infinito,
hermoso, ruidoso y tranquilo,
por la huella imborrable de los siglos,
en sueño y despierto,
en tu propio hilo equilibrio.
Guerreros de la senda,
del camino de la paz,
arco iris y creación ,
de ese pronto " despertar".
No cierres tus ojos , 
a ti mismo,
tranquilo,
un mundo de sol, de nubes, niebla, 
tempestades, ciclones,
un mundo de esperanzas, está 
viene y llega,
la fuente  germina , está en tí ,
tú puedes ... se feliz.
No hay nada, ni obstáculo,
ni muros que tirar,
saltar, caminar y escalar,
ya nada por derrumbar,
no estás ... ni te sientas sólo,
aqui seguimos 
y seré yo , seremos todos 
quien y quienes al caer ,
una mano te demos,
te ayudemos al salir del pozo,
de lo profundo de tu ser,
VEN,
todo es ser, hacer , comprender , VEN.
FIN  

MIGUEL FERNÁNDEZ PÉREZ DE LIS


 

 
 





 

sábado, 20 de noviembre de 2010

Tomando el té con una amiga....

Esto lo escribí hace 4 años... por casualidad, una amiga habló hoy de que se sintió morir y se lo he querido compartir. 
----------------

Hace poco más de 6 años me encontré con una amiga que no conocía y me invitó a tomar el te.

Fue una gran sorpresa, yo siempre pensé que andaba sola, qué bueno, así no tenía responsabilidades, compromisos, no me importaba nada ni nadie, hacía lo que se me venía en gana, me pasaba de lista y ya, tranquila, sin más, Dios me aguantaba así y qué, decía yo.

Pero, un día, en medio de una fuerte tormenta que amenazaba derrumbarlo todo, arrasar con todo, truenos, lluvia torrencial, temblores, una noche de agonía total, se presentó esta amiga, algo fría, claro, era de madrugada y en Bogotá hace frío... y me dijo: "ven negrita" (así me dicen en mi familia) ven, siéntate a mi lado, y me miró con sus gélidos ojos penetrantes, y con su perfecta y delineada sonrisa que dejó ver los más perfectos y alineados y blancos dientes que jamás he visto en mi vida.  

Yo algo perpleja, un poco anonadada, comprenderán,  mis hijos dormían en mi cama en la tercera planta de la casa,   a esa hora, casi las 3 a.m., y mi marido roncaba la borrachera en  la segunda planta, y ella me ha dicho sentándose cautelosamente aliando su fina ropa con su larga y fina mano me dice: "mira querida, vamos a dejarnos de pendejadas"     

Yo casi me muero de la impresión, le dije: -pendejadas ? a qué te refieres?  
- a que vienen tantas lágrimas y gimoteos ahora querida?
Puso su mano sobre mi hombro y quedé como cubo de hielo.
-pues, es que mi marido me hace.....
- ajá, y quién mas?
- mi papá, mi mama, mis hermanas, mis hijos, los abuelos, mis profesores.... empecé una perlota de quejas  y una retahíla de acusaciones bárbaras y ella apenas sonreía, casi como una mueca --- es que todos me han echo daño ¡¡¡  decía yo casi enfurecida al límite, mi amiga, apenas tomaba la tasa del té con su fina mano y la llevaba a la  comisura de sus labios (¿'?) o era lo que yo creía ver,  me decía - sigue, sigue contándome----  y yo, bueno, culpé hasta el perro de la Víctor por todo lo mala que era mi vida, era asquerosa, no servía para nada, mis hijos no merecían semejante esperpento de madre, mis hermanas que vergüenza, ellas con éxito profesional y yo?   Nada, tanto estudiar, para nada, no soy nada - le decía casi vociferando para que me escuchara, pues su rostro era inmutable.  

Jadeando con mucho esfuerzo por dar coherencia a mis palabras y poder justificar cada uno de mis errores, que claro, son responsabilidad del universo y no mía, decía yo con toda firmeza, mientras ella  lentamente servía una segunda tasa de té.  
-Mira negrita, hoy he viendo a escucharte, a prestarte un espejo, mira, anda, qué ves?
- una persona que no soy yo, esta es muy flaca, está pálida, huesuda, es el vivo rostro de la muerte, no tiene corazón, no piensa, está llena de rabia y de dolor, no, esa NO PUEDO SER YO.  y le tiré el espejo lejos.  Ella solo miró fríamente, y me dijo, anda, apura tu té, se enfría.  Yo tiré la tasa también y el té se heló en su mirada.  Yo, igual.  
- mira negrita querida, la vida es de quién la vive, la pelota de quién la juega, las acciones de quien las hace y las consecuencias de todo las asume quien dirige el juego de la vida, y la vida es de cada quién, entiendes?
- NO. No es así, eso no es verdad.  Yo no soy culpable de nada, a mí me han hecho, a mí me han lastimado, a mí no me quieren ¡¡¡¡¡  Ellas son bonitas, yo fea, ellas grandes, yo chiquita ¡uso gafas, tengo un marido que me maltrata, yo me merezco todo lo malo, soy mala madre, no merezco a mis hijos, - entre más gritaba yo, más fría se ponía mi amiga- y yo no voy a reconocer que la culpa es mía, de NADA - dije tajantemente.
 

Sin musitar palabra se levantó y me cogió al vuelo y me dijo:
-Mira, Dios pocas veces da segundas oportunidades, da una vez la vida y se limita a ver como sus hijos hacen tortas y panochas con ella, le duele ver como la desperdician, se alegra cuando la aprovechan, pero a cada quién le da lo que le corresponde, lo que ha sembrado y aún así, les espera con su amor eterno a consolarles o a reír con ellos.   Algo tienes que aprender AHORA, mira sobre tu hombro, que ves?

Ví entonces a mis hijos dormidos, abrazados, Dany de 7 años, Sara de 2.

- vas a rendirte ahora? Vas a dejarlos solos ?  ello te necesitan, ellos dependen de tí para aprender a vivir, y estas botando tu vida por que? Te voy a decir una pequeña cosa: estás en mis manos, mírame bien, porque la próxima vez que nos veamos, no estará Dios interponiéndose y serás mía-

- Gracias por el té, amiga mía- me dijo soltándome con suavidad y dejándome con la sensación más desagradable de mi vida: me dolía el pecho, tenía medio cuerpo paralizado, dormido, mi corazón luchaba por bombear sangre y mis pulmones por recibir un poco de aire, mis oídos solo escuchaban el tic tac del reloj y mi respiración agonizante.  Entonces entendí, no, este té no  lo quiero tomar de nuevo contigo.  Así que MUERTE, no retrocederé.  Le pedí a Dios con todas mis fuerzas que no me dejara ir con ella, me miraba desde un rincón,  detrás de mi marido que me miraba aún ebrio y sin saber que hacer, le pedí  a Dios que no cejaría en mi empeño por recuperar mi vida, salir de la anorexia y aprender a vivir.

Y volví a vivir.  

Ahora cuando tomo mi primera taza de té diaria, digo: Gracias amiga, este té es en tu honor.  Dios, gracias por  darme una segunda oportunidad de vida, y te juro que trato de hacer las cosas de la mejor manera debida.  (Dic 28/2001)

[b][i]A mi amiga la Muerte, gracias por recordarme que vivir es un privilegio y a Dios, por haberme dado una segunda oportunidad[/i][/b]

Agradecer


En estos días en que todo se ha vuelto comercial, las cosas realmente gratuitas son tan pocas.  Todo lo que usamos a través del internet tiene su cobro oculto, y seguimos creyendo que son "gratuitos" pero no es cierto, todo tiene un cobro, sino, no sería rentable para sus propietarios, verdad?  

Pero voy viendo que también todo esto, nuestra cotidianidad cada vez más ligada a este medio, vamos perdiendo el contacto personal y se van dejando de lado muchos valores básicos de convivencia. Es muy fácil hacer un clic y chao ¡¡ y hace falta el tener esas relaciones simples con los demás.  Quizás, dentro de todas estas actitudes, la que voy viendo que se va perdiendo cada vez más es elagradecer... la pantalla hace que sea muy impersonal y a un aparato no le damos las gracias por el servicio recibido.  Esto, tristemente, lo vamos trasladando a nuestras actitudes. 

Tenemos a nuestros amigos y amigas cerca, les llamamos, les molestamos con todo, a nuestra familia, compañeros de trabajo, a los vecinos, a los dependientes de los almacenes.... a cada persona que por x o y motivo nos cruzamos a diario, y generalmente, comenzando por mí, olvido decir... GRACIAS ¡¡  Pero, cuando es por este medio? es muy fácil alejarse, no hablar, y no nos damos cuenta de cuanto esto puede afectar al otro, y yo, siento que cuando alguien se va sin despedirse, un clic y ya, o me dice, mira necesito esto de tí, claro, toma y luego, bueno, adios ¡¡ quedo... como que me faltó algo. 

Así que he estado reflexionando sobre el significado de esta sencilla palabra y lo que ella genera. Las normas de comportamiento social nos enseñan a agradecer ciertas acciones: al comprar algo, al recibir un obsequio, cuando alguien te  ayuda a recibir paquetes o pasar una puerta, por ejemplo, te ofrecen algo de beber, en fin, muchos comportamientos sociales de interacción que agradecemos en forma automática.  Pero, hay otros, que son parte de las relaciones interpersonales y no los agradecemos.  Cuando necesitamos una mano amiga, un apoyo, llamamos y decimos nuestras cuitas y al final, bien, nos vemos, chao ¡¡... y el agradecimiento? por esa persona que estuvo dispuesta para escucharme, para atender mi necesidad, y dejó sus propias cosas y su tiempo? pues muchas, muchas veces no damos las gracias o no las recibimos cuando nos piden esa ayuda.  Y está mal? pues no lo se, en mi caso, siento que debo revisar el modo en que me afecta, porque sí a mí me molesta, cuando yo hago lo mismo, puedo estar generando lo mismo en la otra persona,  voy pidiendo  a Dios que no se me olvide agradecer a los demás y a El, al universo por todo lo que recibo cada día. Pero, creo que sí vale la pena rescatar la acción, porque veo que es algo importante, genera... PAZ y tranquilidad. 

Un amigo muy especial, me ha compartido este cuento al conversar sobre el tema: "hay un cuento zen que dice que un señor se pasó 40 años en plan ermitaño y dominó su mente .. pero no conseguia iluminarse. Desesperado salió al campo gritando: ¿Que me falta?.. y el Sol respondió : te falto yo. Y la flor respondió: te falto yo. Y asi toda la creación le respondió: te falto yo. y eso incluye la mano tendida de un amigo."   Es cierto, el sol, la flor, el aire, están allí, siempre, necesitamos de ellos,y son tan obvios que no les damos las gracias. Igual sucede con esas personas que siempre están dispuestas a nuestro rescate emocional o físico... 

Damos las gracias cuando compramos algo... pero... es que AGRADECER ES GRATIS ¡¡¡ Nos da siempre un regalo a cambio: una sonrisa, un abrazo, una mirada cariñosa, una mano tendida... nos abre puertas, nos brinda consuelo, nos sacia la sed, nos consuela en los momentos aciagos... quita las nubes que tapan el sol, nos ayuda a disfrutar la lluvia a través de la ventana; esta sencilla palabra, nos llena la vida de regalos, cada día, cada momento, el universo siempre está dispuesto a DARNOS sin pedir nada a cambio; pedimos constantemente, prosperidad, salud, amor, todo lo que sentimos necesitamos para nuestro bienestar y el de nuestras personas queridas, y el solo hecho que estén allí, ya es un ENORME REGALO QUE AGRADECER ¡¡

Se me ocurrió algo sencillo, pongamos en nuestros corazones algo que está de moda... la extención .com  El dominio que nos indica que formamos parte de una red... pues bien, que sea la red del agradecimiento:esgratis@dargracias.com  pegadito a nuestro corazón 

Confío en que al poner esta partecita en mi corazón, pueda seguir disfrutando del inmenso regalo que significa tener esta oportunidad de compartir con todas mis amigas y amigos en red, con mi familia, con el universo mismo, y sin dejar de lado, el sentir que hasta las cosas que me parecen tristes, dolorosas y que se escapan a mi comprensión, son parte de un aprendizaje, de otro regalo que la vida me da, con envolturas menos brillantes, pero es algo, que sin duda alguna, agradezco desde mi corazón, porque todo y todos forman parte de mi existencia, de mi aprendizaje y están por alguna razón importante para el universo.  

Quiero concluir esta reflexión con un enorme... GRACIAS A CADA UNO DE USTEDES ¡¡ Los que me conocen, los que no, con los que comparto cada día risas, llantos, secretos, chismes, recetas, y todo aquello que hace que mi día, cada día, valga la pena vivirlo.   Un abrazo enorme.  enmicorazon.esgratis@dargracias.com

jueves, 18 de noviembre de 2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

Entre la luz y las sombres

Por mucho tiempo creí que estar a la sombra evitaría que mis ojos y mi piel se quemaran con el sol. 


Estuve oculta por mucho tiempo, tenía miedo de la luz, cuando me asomaba, no lograba ver bien, mis ojos se enceguecían y no lograba distinguir mucho en entre el brillo y el calor. Me sentía abrumada y triste, regresaba a la "seguridad" de mis sombras.  


En esta zona de comodidad me ocultaba, y lo que no veía, pues las sombras no dejan ver mucho... es que allí estaba mal.  Las sombras no eran más que mis miedos, mis temores, mis dudas, mis bloqueos, eran la venda en mis ojos, los tapones en mis oídos, enmudecía mi voz, atrofiaba mi olfato, mis manos no podían palpar las cosas, mis piernas no podían caminar sin temblar, mis pies trastabillaban y mi corazón sufría, mi razón se confundía... seguía pensando aún así, que en las sombras estaba más seguras que a la luz. 


Pero, llegó el día en que el dolor, la tristeza, el agobio que anidaban en este mundo de contornos irregulares, golpes y silencios eternos se tornó miserable y me dí cuenta, que anhelaba mucho estar a la luz.  Solo debía caminar hacia la salida... soltando todos los lazos que me unían a este mundo oscuro y solo lo podía hacer yo misma, y ví entonces que esos cordones salían de mi corazón, de cada parte de mi ser que estaba anclado a lo más profundo de este mundo.  
Era como una cueva enorme, profunda, y cuya salida cada vez se hacía más lejana y mas angosta, pero, al tomar la decisión de salir, comenzó a crecer, a hacerse más asequible y fui tomando bríos para cada paso, así sintiera por momentos mucha fatiga,o retrocediera un poco, descansara o me quedara desolada por momentos, siempre veía hacia la luz.  


Finalmente, estoy en la entrada, y voy viendo con más claridad, mis ojos se acostumbran al brillo y veo que entre los destellos del sol, se dibujan muchas cosas hermosas, las cuales no veía antes ni pude disfrutar.  Ahora, pues decidida estoy a estar en la luz, implica alejarme de mi zona de comodidad, dejar ir esos lastres que me han impedido avanzar, caminar y aprender.  


Voy viendo, que no hay nada malo en la luz, solo es tener la atención dispuesta a cada momento, a cada cosa, a cada persona que llega frente a tí, cada una trae sus propias enseñanzas, y por difícil que sea, siempre habrá un sitio donde estar bajo cobijo del calor, del frío, de la luz, de la oscuridad, del hambre, del cansancio... no hay nada malo aquí afuera... solo oportunidades, cada una diferente a la otra y es allí donde reside la magia.  


Tantas veces he escuchado esto mismo, de muchas personas, con muchas formas de decirlo, escribirlo, libros, películas, conferencias... pero una cosa es que te las digan y otra muy distinta, cuando lo logras entender y asumir desde el interior del alma.  Esto ilumina la razón, despierta el corazón, y comienzo a ver que aunque pasé mi vida en las sombras, las pocas veces que ví la luz, fueron importantes para mí.  No reniego de mi pasado, no puedo, porque él me ha enseñado a buscar en mi interior esta nueva luz, y entre lo vivido en este tiempo, entre la luz y las sombras, doy gracias a Dios por ser quién soy, el equilibrio entre una y otra quizás lo logre algún día, por ahora, quiero seguir aprendiendo y avanzando, explorando este nuevo mundo lleno de oportunidades, de vida, de experiencias y entendiendo, que los conflictos forman parte de las sombras, pero sin ellos, la luz no brillaría con el resplandor con que lo hace.  
Entonces, sin más que sentir que cada día trae sus luces y sus sombras, al final del mismo, espero haber aprendido algo nuevo, algo mágico y maravilloso, entre risas y lágrimas, entre saludos y despedidas, entre minutos y horas, veré qué lo que pueda dar sea tan maravilloso como lo que reciba.


Esto me ha permitido dejar partir personas a las cuales les tenía mucho apego, me permite recibir a nuevas con alegría, y cortar esas largas cadenas que me unían al dolor, a la tristeza, y que velaban mis ojos y mi corazón.   Voy aprendiendo, que cada persona, cada situación, cada momento, trae su propio equilibrio de luz y sombra y solo yo puedo tomar la parte que me corresponde de cada una, y recibirla, asumirla o soltarla, pero sin duda alguna, no puedo retornar al universo las sombras sin envolverlas en luz, ni la luz, sin cubrirlas con su sombra, es recibir, transmutar y dar, y así quizás, otros puedan ver el camino para salir de sus propias sombras.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Entre mariposas...



"Mariposa/oruga
El espíritu de la mariposa representa a la transformación, ya que es el único ser viviente que consigue modificar y transformar por completo su estructura genética.
La oruga, arrastrándose por el suelo, se encierra en su propio capullo, para salir transformada en una bella mariposa con alas capaz de volar. Es la representación viva de la transformación de todo ser, de la evolución espiritual.

Cuando la mariposa es nuestro animal de poder, nos estará indicando que estamos preparados para afrontar nuestra gran transformación, el gran paso que nos indicará vendrá reflejado por la situación que percibamos del estado en que vemos a la oruga de la mariposa, así si lo que vemos es el huevo, indicará que estamos en el inicio del proyecto, si lo que se nos presenta es la larva dentro del capullo, nos estará indicando que necesitamos conectar con nuestro ser interior y si lo que percibimos es la apertura del capullo, nos indicará que debemos de compartir con los demás los conocimientos y experiencias obtenidas. Cada paso de la transformación de la mariposa nos servirá para conocer en que etapa nos encontramos y por tanto conocer cual va a ser la siguiente".  



En medio de muchos procesos durante este año, cuando no entendía tantos cambios, tanto movimiento comenzaron a aparecer mariposas, me llegaban de todos lados, de colores, de luces, de olores, de humo, de viento, de sol... mariposas que entre sus suaves alas y su sutil vuelo me decían... MIRA EL CAMBIO... Jamás un cambio se debe dar brusco... 

Al ver a mi alrededor este año lleno de situaciones muy complicadas a todo nivel, siento que las cosas tienen siempre un motivo y en este caso, ha sido generar cambios, en mí.  Cambios que claro al observarlos hacia atrás, veo que han sido una evolución, un proceso como un lento caminar, transmutando, cambiando, casi muriendo, y en cierto modo así ha sido... el cambiar tanto por dentro ha sido como entrar en la pupa, morir y volver a nacer, como la mariposa, quizás por eso ahora hay tantas a mi alrededor... y siento que me acompañan en mi proceso... llegará el día de volar con fuerza, remontar el firmamento y danzar con el viento como lo hacen ellas, sin que el mundo se detenga, pero ellas detienen el mundo en sus alas... y así espero llegar al final del cambio... lento, progresivo, tomando el tiempo necesario para pensar, sentir, cambiar, aceptar, dejar ir el cuerpo de la oruga, y dejar espacio para el grácil, hermoso y vaporoso espíritu de la mariposa.

Comenzamos la Navidad ¡¡


Voy comenzando las fiestas navideñas, y este año quiero que sea diferente.  Por ser un ciclo de muchos cambios, un año en el que se han generado muchos movimientos fuertes a todo nivel, quiero concluirlo como lo inicié: poco a poco y haciendo cada cosa con paciencia y en familia.  

Así que, hemos iniciado la decoración con una labor conjunta: una corona en origami, los tres nos dedicamos esta tarde lluviosa y fría bogotana, y sacamos la primera, claro, con los típicos errorcitos iniciales que ya corregiremos para las siguientes.  

Sin entrar en significados de tipo religioso ni comercial, prefiero abordar estas fechas como una temporada en la que hay que estar y hay que hacerlo con la mejor disposición, tener la intención de simplemente aprovechar para estar en familia, sin nada más.  Para mí, simplemente es el momento como digo, de concluir un periodo de cambios... y terminar de cerrar puertas, limpiar rincones, sacar mugres, entuertos y viscoviejos, todo aquello que este año ha ido surgiendo para bien o para bien, porque realmente para mal no ha sido nada, cada momento, cada persona, cada situación, ha sido parte de una experiencia, de una enseñanza, y así es el origami, cada figura se forma con muchas formas más... así que simbólicamente, cierro el año poniendo cada cosa en su lugar y cada una encaja perfectamente en la otra   

lunes, 8 de noviembre de 2010

Poetas invitados: ULIPIA

LA HOJA

Una hoja fue a ver al rey del bosque.

-Majestad- le dijo- quiero yo también ser un pequeño estanque para las mariposas. Solo tendrás que curvarme un poco y yo sabré retener las gotas de rocío; y quiero dar sombra a las lombrices, y cobijar un nido de pájaros…

-No- respondió el rey-. No te puse ahí para eso. Habrá unos segundos, dentro de un tiempo, en que reflejarás el brillo del sol. Durante unos segundos participarás en un bellísimo juego de reflejos dorados.

-¿Quién vendrá a verlo?

- Quizá nadie, pero no por eso dejará de ser bello.

- Pero tú me has dado fuerza, y me has dado lucidez ¿de qué me valen si no me usas?

- La lucidez te vale para saber que vives para ese instante, porque para eso te creé. La fuerza es para aguantar pacientemente la llegada de ese momento.

Poetas invitados: ULIPIA


ARENA

Soy la arena, y te sonrío.

Cada ola me cubre, me borra, y en la huída me regala huellas nuevas:
Cicatrices anchas como estuarios que me devuelven al fondo.

Y yo te sonrío.

Cada ola me arrastra, me lleva, me arranca de mí.
Cada ola me trae arenas nuevas de otras playas:
Perfumes lejanos; viajes insólitos; brisas de sal y brea.

Me fui con el mar.
He venido con el mar.

Pero aún soy la arena, y aún te sonrío.

Murallas; acantilados; peñas…
Nada más constante que las olas.
Nadie más sabio que las olas.
Las olas lamen mis formas; derriban mis torres; arrancan mis muros.
Las olas me devuelven a mi paisaje liso, de cicatrices anchas.
Cicatrices de arena.

Pero yo te sonrío.

Tus pies desnudos caminan dejando en mí tus huellas.
Buscas perlas, y yo te entretengo con abalorios:
Un cristal azul, gastado y liso, que en un tiempo fue frasco fenicio de esencias exóticas,
La pinza de un cangrejo, que murió de muerte natural,
El resto herrumbroso de un aro que fue grillete de galeote,
Un corcho,
Un plástico…

Pero tú buscas perlas
Y yo soy arena.

Soy solo arena, 
pero yo te sonrío.

Poetas invitados: ULIPIA

La reina del bosque se dirigió al rey: 

-¿Por qué has engañado a la hoja?- le dijo - Tú sabes que ya ahora ella da sombra a los caminantes, y que los pájaros tejen ya su nido a su amparo. Y tú sabes que sin espectador no hay espectáculo: si nadie la ve, no existrirá la belleza. ¿Por qué la engañaste?

-¿Cómo si no podrá ella centrarse en su esencia?- respondió el rey - ¿Cómo podrá olvidar los porqués y los para qués?  Solo así esa hoja entenderá el valor que tiene en sí misma; solo así sabrá apreciarse, incluso en su inutilidad. Y ¿cómo si no dejará de pensar en un futuro incierto e inútil? Ahora aprenderá a saber que, más allá de todas las preguntas y de todas las respuesta, ella es.

-Y solo entonces podrá comprender su autentica esencia: el no ser.  El gran reflejo como única realidad. - Dijo la reina-

- Y ese será el momento de los reflejos dorados - remarcó el rey-  No la engañé; solo le señalé el camino.

viernes, 22 de octubre de 2010

Es cuestión de orden....

A qué me refiero con este título? pues a que la vida está basada en mantener un orden integral, entre lo material, lo físico, emocional y mental.  


Uno de mis mayores problemas siempre fue el desorden en mis cosas, en mis labores, en todo lo externo. Al ser criada en una familia donde las normas y la disciplina eran importantes, la organización de la casa, mantener todo limpio y en su lugar, no era bien visto que hiciera todo lo contrario. Esto siempre me generó muchos conflictos que hacían más difícil las relaciones familiares.  Para mí no eran graves, no era problema ir en contra de todo lo establecido... pero... las consecuencias?  además de esas eternas discusiones y regaños por mantener todo patas arriba, fueron surgiendo muchas actitudes asociadas a estas cosas: emocionalmente fui tomando las mismas pautas, un desorden afectivo tremendo, adoptando muchos patrones de conducta en los que estaba haciendo una disociación del mundo externo y el interno. 


Todo esto no era evidente para mí, solo era que LOS DEMÁS me molestaban, no me aceptaban como era y ellos eran los culpables de mis problemas.  Acumulaba cosas, de todo tipo, cajitas, frasquitos, cintas, papeles, botones, para mí todo era útil, por pequeño que fuera, y lo guardaba en un completo desorden. Siempre se presentaban las mismas situaciones, cajas y rincones llenos de cosas, pero una sensación de seguridad muy grande y de identidad con ellas, segura que siempre servirían para algo, para hace algo, y no es que estuviera equivocada, pues la habilidad para transforma cualquier material en algo bonito obedeció siempre a esa capacidad de observar y buscar hacer cosas reciclando materiales, pero, el verdadero problema, radicaba en EL MODO DE GUARDAR y un apego casi obsesivo a todo estas cosas materiales.  


El desorden externo no es más que el reflejo del mismo aspecto a nivel interno.  He observado hacia atrás con mucha reflexión cómo he manejado mi vida: y los patrones son comunes: casas terriblemente desordenadas, llenas de cachivaches, de cosas regadas por todos lados, lo que hacía que mi familia evitara ir a casa, y al ir yo a las suyas, siempre prolijas, me sentía muy mal, me sentía fuera de lugar, pero nuevamente, las culpaba a ellas, para mí, todos eran los que estaban mal y no yo.  Esto me justificaba y me permitía mantener ese sistema de vida a todo nivel.  


Con los ejercicios últimos para controlar la depresión, la anorexia y demás aspectos emocionales que esta conlleva, he visto en mí estos comportamientos como adictivos a... acumular no solo cosas, sino emociones, que me mantuvieran dentro de una zona de seguridad que me facilitara seguir siendo la víctima de los demás, pero como dice el refrán, solo he sido víctima de mi propio invento.  Culpable soy entonces? no, tampoco, porque esto fue un comportamiento adquirido, aprendido, al estar inmersa en un remolino de conflictos constantes yo quedé en el centro, y otros miembros de mi familia, salieron del espiral y tomaron sus propias posiciones y actitudes ante la vida.  La mía, fue ser... DIFERENTE a ellos, pero manteniendo los patrones aprendidos. 


Estas diferencias se ratificaron al saber que además, tenía ciertos niveles de videncia, lo cual no fue nada fácil aceptar ni convivir con ello por muchos años, hasta ahora, que al conocer el mundo del reiki, he podido investigar y conocer mejor mis aptitudes y aceptarme como soy.


Al tener que estar varios meses en una vivienda que se deterioró terriblemente, obligándonos a "desordenar" y no poder estar cómodos, fuíi observando que cuando mantenía estas condiciones voluntariamente, no veía el problema, pero al ser ya una situación obligada, que no surgió de mi propia iniciativa, y al ver cómo ibamos perdiendo cosas, nos enfermábamos constantemente, y muchas otras razones que al analizarlas entendí que había que cambiar YA.


El proceso inició escarbando entre tantas cosas materiales ligadas a las emocionales y mentales, pude ir encontrando entonces, esas piezas del rompecabezas y colocando cada ficha en su lugar, fueron saliendo muchas cosas y viendo que es muy difícil mantener un orden en casa, con cada cosa en su lugar, si internamente no hago lo mismo.   


No solo saqué cosas de casa que ya no podía tener más... muebles, libros, ropa ... sino que emocionalmente estoy en el mismo proceso.  Sacar emociones, dolores, sentimientos acumulados por año, cambiar actitudes, dejar de recibir aquellas que me hacen doler el alma, tratar con empeño de buscar mi propio lugar y valor dentro de mí, hasta que logre mi identidad pero, que yo esté totalmente satisfecha y acepte mi ser como es, sin ponerle etiquetas de cómo me ven y debo ser según los demás, esas pesan, y hunden, pero sobre todo, hay que sacarlas, devolverlas y sellar esos espacios, poniendo lo que debe ir, perdón, amor y orden.  


Hice el ejercicio de observar cada cosa que tenía guardada, donde, cómo, desde cuando y para qué la usaba, sino la usaba, si estaba en buen estado o mal, y encontré muchas cosas que simplemente no servían ya para nada.  Las saqué y comenzó a cambiar el aspecto de mi casa... y por lo tanto, el de mi modo de pensar y sentir.  


Las últimas circunstancias vividas en los dos años anteriores y el presente, me han llevado a analizar el porqué todo seguía siendo caótico en mi vida, y porqué una y otra vez surgían estos malos momentos, entonces ví que era una cuestión de orden. Ahora, llegan los cambios, lentamente, pero ya en forma constante y confío en que sean permanentes.  

sábado, 16 de octubre de 2010

Lucha contra el Cáncer de Seno

Este mes se hace énfasis en este problema que aqueja a millones de mujeres en el mundo, y avanza entre los hombres cada vez más.

No es propio de una clase social, o económica, afecta a cualquier mujer/hombre de cualquier edad, raza, religión o condición socioeconómica.   Pero su prevención, lucha y difusión, está en manos de tod @s.

http://http://www.ligacancercolombia.org/index.php?option=com_frontpage&Itemid=1

Follow by Email

Buscar este blog