Translate

lunes, 11 de octubre de 2010

La anorexia y los medios de comunicación

Cada cierto tiempo, hay un boom publicitario sobre la anorexia y otros trastornos alimenticios, ya sea porque una modelo famosa ha sido diagnosticada, o por algún caso que sacuda la opinión de un país, pero, cuando veo el modo en que se aborda el tema, sigo viendo enormes falencias, vacíos tan grandes en la información que transmiten, hacen entrevistas con especialistas, presentan interesantes datos, cierto es, pero, siempre abordando el tema como un problema ajeno a los padres, como una enfermedad que solo afecta adolescentes o modelos, y, esto no es así.

El mucho más grave, va mucho más allá.  La anorexia, al igual que cualquier adicción afecta no solo al que la padece, sino a todos los miembros de su grupo familiar y de su entorno más cercano.  Generalmente se espera a que la enfermedad presente sus signos más trágicos, más VISIBLES, más palpables, para entrar a actuar, las pequeñas señales diarias, que se dan durante años previos, se ignoran por completo.

Nunca, y quiero aclarar esto muy bien, ninguna enfermedad de origen emocional, surge de la noche a la mañana. Hay cientos, miles de señales, quizás al inicio, no se den todos los días, sino ocasionalmente, por eso nadie las toma en serio. Pero, en particular con los trastornos alimenticios, he visto, a partir de mi experiencia, de mis terapias y tratamientos, que cada vez hay que profundizar más hacia atrás, hacia el inicio, el nacimiento, la crianza, la vida cómo se fue desarrollando.   Cada momento impactante deja una huella emocional, que con el tiempo puede desaparecer o convertirse en algo serio en el futuro, un factor predeterminante para actitudes sean positivas o negativas.   La forma en que se desarrolla la vida familiar, cómo se abordan en este caso, la alimentación, el ambiente desarrollado durante estos momentos, es algo a lo que ya he hecho referencia con anterioridad, ninguna persona que caiga en la anorexia o bulimia o cualquier otro trastorno adictivo, alcohol, cigarro, drogas, sexo, lo hace SIN que las bases sean externas.  Todas las raíces son internas de su núcleo familiar y muchas veces del extenso.

Pero, es más simple culpar al entorno, a las amistades, a la presión de un grupo determinado (en el caso de las modelos), y.... esto qué significa? dejar la responsabilidad a un lado.  Y los medios de difusión masiva mantienen esta idea. Escucho casi con rabia ya cuando dicen: "padres, estén atentos a las señales, si su hija esconde comida, si su hija se preocupa por esconder su figura bajo mucha ropa, si esto o aquello....vigilen sus amistades, vigilen el internet, con quien habla, con quien sale...." cierto, todo esto es cierto, pero.... no he escuchado hasta ahora, ningún experto que diga: PADRES, LA ENFERMEDAD COMIENZA EN CASA ¡¡¡  


Esto es un rompecabezas, lo que se ve al final, cuando se hace el diagnóstico, tan solo es la última ficha puesta en su lugar.... cada ficha tiene fecha, una emoción, una situación, y para desensamblar y rehabilitar a la persona, hay que abordar cada una, desde la que está más cercana... y luego, ir paso a paso, una a una, el paciente solo tomará aquellas que se auto impuso, porque sí, aprendemos conductas auto destructivas, porque nos enseñaron a eso, a auto castigarnos, y esta exigencia, hace que finalmente tomemos toda la responsabilidad como si fuera al 100% nuestra culpa, y no, debemos aprender, a devolver el 50% que corresponde a los demás.

Yo quisiera ver algún día una entrevista en un medio de comunicación, en forma más personalizada, no culpando a los pacientes, no ratificándole a los padres que no son responsables de lo que sucede, y que se aborde el creciente aumento de chicos (sí, hombres) que están padeciéndola en silencio, porque es una enfermedad tipificada para niñas o mujeres jóvenes... así que muchos la callan, la ocultan, y la sufren con mucha más angustia que nosotras.  

La responsabilidad de los medios de comunicación, es difundir la información que permita conocer todos los aspectos de una situación de interés público, en este caso, una enfermedad que mina silenciosamente al 60% de pacientes NO DIAGNOSTICADOS porque no caen en el esquema  que se difunde por doquier.  Son por lo tanto, una de las fichas que forman parte de este rompecabezas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Ana, así es.
Y se agradece un enfoque más realista ,como tu haces.

Solo anotaré que no podemos jugar al modelo determinista, ni en un sentido ni en otro.
En realidad cuando algo sucede, detrás hay una completa constelación de causas.

No es sencillo poner el peso en una u otra...y en todo caso hay que atacarlas todas.

Recuerdo un caso en el que la pciente refería episodios continuados de desinterés familiar y desestructuración....pero sin su ánimo de dañar a la familia y su carácter rebelde y orgulloso, tampoco se hubiera llegado a ese extremo.
Y me dejo unas cuantas cosas más que estaba presentes ahí.

Recordemos que, además del tratamiento, indispensable, se hace necesario mucho amor...el anoréxico debe saber que le aman de verdad.

Un abrazo !!

Ricard (NO VEO MANERA DE PUBLICAR QUE NO SEA ESTA)

Ana Cristina Restrepo dijo...

Gracias Ric. Sigo trabajando, precisamente, romper esquemas y abrir la mente y el corazón, sanar... sanar algún día.

El lío con los comentarios, es que tuve por meses un ataque de spam, y ahora esto está controlado, a veces funciona bién, otras no, y no se cómo hacer pa que sea normal

Besitos, cuídate mucho

Follow by Email

Buscar este blog