Translate

martes, 1 de septiembre de 2009

Un año A....



El tiempo siguió su curso
infalible verdugo del día
que arrastra entre sus adustas manos
la fría noche con su soledad inmensa
Un año a,
que las ilusiones brillaban en el firmamento
cual estrellas resplandecientes que iluminaban cada rincón,
un año a,
que el corazón latía sin cesar
esperando el abrazo que sosegara su afán;
un año a,
que el tiempo llegó de la mano
con la espada inclemente del desamor
Un año, ha transcurrido hasta hoy,
 entre escombros, ruinas y destellos fugaces
se escapan los últimos alientos de un sueño
gritos mudos, miradas ciegas,
palabras sordas
que agonizan sin remedio.
Entre sombras, tristezas y añoranzas
el tiempo sigue indolente
envolviendo en el silencio
mi aturdido corazón
No hay remedio, ni compás de espera,
no da tregua, sigue su curso como mástil
imbatible ante la más feroz de las tormentas
Así es el tiempo,
arrastra entre los anzuelos de los segundos
cada instante vivido
y lo envuelve entre la bruma del olvido
Cuánto tiempo más pasará
otro año quizás para que la agonía de la muerte llegue
y el frío de la soledad enfilen este barco
que navega entre las oscuras aguas del dolor
y los filos agudos de la indiferencia
Lo que eran alegrías, en tristezas convirtió
lo que pintó con los rayos del sol
en la negra noche envolvió,
al borde de mis abismos me envió
y allí, en un rincón
trato entre lágrimas
reparar lo que queda de mi corazón

1 comentario:

Arann dijo...

Pena...ya veo. Ok.

Pues es un bello relato, prosa bonita, que nace del dolor y la nostalgia...

Y ahora...¿qué decides sobre ese barco?
¿hay timonel?

Abrazos !!!

Follow by Email

Buscar este blog