Translate

miércoles, 17 de junio de 2009

Siembra pasión en tu vida

La pasión, muchas veces me he preguntado, qué significa? qué es en realidad? Solo cuando estamos enamorados? esa clase de pasión es la única en nuestras vidas? y cuando hacemos algo con ganas... cómo le llamamos... entusiasmo? Cabe decir que todo lo podemos hacer con pasión?

Muchas veces he escuchado que existen personas apasionadas por la vida, por reir, por vivir cada momento, por estar, por el simple hecho de ser. Y qué me ha impedido a mí estar igual que ellas? El miedo. Es la única respuesta que me lleva a entender el porqué la pasión no se instaló en mi vida.

Pero, aún es tiempo, aún puedo sembrar esas semillitas que me lleven con el tiempo a vivir apasionadamente cada minuto. Amar a mis hijos con pasión, a reir con pasión, a trabajar con pasión, y no es nada diferente, a agradecer lo que recibo sin cuestionar, a sentir lo que llegue cada día con la ilusión que solo el momento presente ofrece.

Cada instante, es como una pequeña maceta, y la semillita de la esperanza, enterrada en ella, regada con pasión, para que el mañana sea diferente, lleno de sorpresas.

"Siembra la pasión en tu vida" es una pequeña invitación, a mirar la vida de otro modo, el día a día, sin aspavientos, sin pesimismos, ni exagerados optimismos, aprender a ver las situaciones en su justa dimensión y como oportunidades servidas en bandeja de plata para aprender, para ser aprovechadas, para ser disfrutadas. Aún de las dificultades podemos sacar algo útil, ya que ellas nos llevan a buscar soluciones, a medir nuestros límites y rebazarlos, a empeñarnos y no conformarnos.

La pasión en cada acción, es la llave para hacer las cosas con empeño, con ganas, con amor, con una perspectiva de lograr un resultado de acuerdo a ese mismo esfuerzo, sin esperar de otros ni depender de otros, ni permitir que nadie dependa de nosotros. Si bien es cierto, que no puedo controlar todas las circunstancias a mi alrededor, ni evitar que lleguen riesgos, momento extremos, difíciles, puedo vivirlos con pasión, estando alerta, reaccionando racionalmente, dejando que el tiempo guie nuestros pasos y calmando las tormentas que la ira genera. Actuar con serenidad en estos momentos, hará que todo sea en su justa medida.

Yo puedo controlar la forma en que dichas situaciones me afecten, para bien o para mal, pero aprendiendo, que nunca hay nada malo, solo mas o menos fuerte, que me lleva siempre a reaccionar, a recordar que estoy viva y que este instante es único, dejarlo pasar, es vivir sin pasión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, AnaCris, no sé si te acuerdas de mí, soy del foro holística, "Angelique", es que ya casi ni ingreso, no tengo mucho tiempo y estoy ocupada en otras cosas, pero igual tengo tu blog en mis favoritos y quiero que sepas que a veces me paseo por acá, siempre que vengo además de sentirse calidez, saco alguna idea, por pequeña que sea, que me sirve para mi propia vida... me gusta este lugar que te creaste en la red... muchos abrazos a ti y a tu hijita, cuida tu salud emocional y física y DISFRUTAAA
:)

Enrique dijo...

El viaje de la vida es un apasionante viaje de aprendizaje. El poder valorar las cosas en su justa medida, extrayendo lo mejor que tienen que ofrecernos, apreciando cada enseñanza, sabiendo que todo es para bien, hace la diferencia.

Alguien dijo: "Vivir las experiencias que nos ofrece la vida es obligatorio. Sufrirlas o gozarlas es opcional."

Y puedo ver que tu ya estás dandote cuenta que es así.

Un abrazo,
Enrique

Follow by Email

Buscar este blog