Translate

domingo, 25 de enero de 2009

Qué fácil es decir...

Qué fácil nos resulta decir a través de una patalla lo que no somos capaces de decir de frente. O también, de dejar de decir lo que debemos, así seamos conscientes que con esta actitud, estamos lastimando a quienes nos aman.

Es muy fácil decir, escribir, disfrazar mentiras con aspecto de verdades,
es muy fácil ocultar verdades y negar situaciones,
podemos utilizar muchas palabras elegantes, bonitas en medio de una gran retórica,
pero al final, la verdad, la realidad surge como verdad a puño contra el otro y contra nosotros mismos.

Podemos engañar a los demás, pero no a nosotros mismos.
Podemos mentirles, ocultarles, negarles, huir, escabullirnos, pero al final
siempre la verdad y la realidad de lo que somos y hacemos nos alcanza y nos enfrenta a las consecuencias, nos gusten o no, somos y vivimos lo que creamos.

Lástima que en el proceso, dañemos a personas que amamos, y más cuando nos aman.

Ojalá aprendamos a tiempo a decir las cosas cuando suceden, y no a esperar a que la distancia nos sirva de parapeto para ocultarnos, o que sea la muerte, la que nos recuerde que el tiempo de ser sinceros ha pasado, y la vida nos pase la factura.

No hay comentarios:

Follow by Email

Buscar este blog