Translate

domingo, 19 de octubre de 2008

A mi padre

Tu presencia

Aún siento tu presencia cercana
Cuando más te he necesitado,
Aún siento tus manos sobre mis hombros
Apoyándome cuando más temor he tenido,

Aún siento tu mirada inquisidora
Si no logro la meta propuesta,
Aun recuerdo tus palabras
Exigiendo fortaleza

Aprendí de tí la carpintería,
A cultivar rosas, A sembrar huertas,
A disfrutar de las chimeneas
A media noche y a hurtadillas.

Recuerdo las comparsas en tus cumpleaños,
Y los planes para celebrarlos,
Trabajos, ventas, diseños, horas haciendo sueños
Para el que el día llegara y todo fuera solo juegos.

Recuerdo verte sentado observando mis dibujos
Leyendo mis cuentos, mis poemas truncos,
Riéndote a carcajadas de mis versos locos
Escribiendo fantasías a tan pocos años.

Jugabas a las escondidas,
En navidad armabas tremendos planes,
Hacer el pesebre era el plan de los dos,
Diseñar, construir y armar,
Y luego encender las luces
Era el premio final.

Siempre nos aconsejaste
No ser iguales, ni ser diferentes
Buscar ser siempre independientes

Nos enseñaste el valor de leer,
De aprender y de preguntar
Decías que no habrías de dejar tesoro para heredar
Mas valioso que lo que pudiéramos aprender.

Aún no agradezco los esfuerzos que hiciste,
Hasta el último momento de tu vida,
Pero ahora que soy madre y padre
Entiendo que no te fue fácil
Y por ello te digo ahora
GRACIAS PAPÁ, TE AMO.

TE PERDONO

Te perdono por tus momentos de encono,
Tus golpes sin razón,
Tus gritos que me paralizaban el corazón,
Por el miedo que me hacías sentir
Cuando la ira colmaba tu razón.

No entendía tu proceder,
Tan solo una niña era
Y no podía aceptar
Ni te podía perdonar

Me dolían mas tus golpes en el alma
Que en mis piernas, manos y espalda,
Ahora entiendo porque me duelen tanto,
Y es porque el perdón te debo dar

Aprendí con tu ausencia
A conocer tu historia,
A media que fui creciendo
Y averiguando tu vida

Muchas dificultades,
Violencia, armas, guerra
Recorrer el país entero
Y también viajar al extranjero,
Buscando horizontes nuevos
Donde cimentar nuevas raíces

Arrancado de tu pueblo natal
Por una violencia política absurda,
Tu familia desmoronada
Y toda la responsabilidad en ti anclada

Te llenaste de rabias, de dolor
Y tampoco aprendiste a dar tu amor
De otra forma que no fuera con dureza
Aunque adentro tu dulzura escondías bajo esa rara corteza

Perdono esos momentos tan duros
Tan llenos de lágrimas y dolor
Porque no puedo albergar en mi corazón
La misma rabia que cegó tu razón

He aprendido que somos algo más que padre e hija,
Pues tantas cosas nos identifican
Siendo igual de tercos, ha punto de arriesgar mi vida en el proceso,
Y demostrando que no siempre he actuado guiada por tanto seso.

Perdono tus fallas
Porque tan solo fuiste un hombre que aprendió a luchar
Con el corazón en una mano
Y en la otra todo tu tesón.

Aún tiemblo al leer en voz alta,
Siento que me observas si me equivoco
Por eso me va mejor escribir,
Porque siempre fue lo que más te gustó

Te perdono
Porque con el tiempo aprendí
Que aunque ausente
Eres mejor padre ahora
Que cuando estabas presente.

Te amo papá.

No hay comentarios:

Follow by Email

Buscar este blog