Translate

domingo, 19 de octubre de 2008

Hoy llueve

La tarde se torna lluviosa,
El cielo se oscurece,
El sol se oculta tras las nubes grises,
El viento frío baja del cerro trayendo su rumor,
Y penetra en mi cuerpo donde cala hasta los huesos,
Lluvia menuda que castiga mi rostro sin piedad.
Me abrumas, me haces sollozar,
Miro el cerro, el Majuy portentoso,
Se yergue entre las nubes orgulloso,
Y se esconde entre la bruma,
Parece sereno,
Parece contento,
La lluvia arrecia,
Me moja,
Me hace llorar,
-Porque lloras? Pregunta el viento?
Y me envuelve con un remolino suave y frío.
-Lloro porque tocas mi alma,
Y la lluvia sonríe.
-Mira, me dices,
-Mira a tu alrededor,
-Ves acaso algo triste por qué llorar?
Veo pajarillos, pequeños gorriones abrigarse bajo
Las verdes hojas de los curubos,
Mirlas entre los cerezos brincando felices,
Los cultivos brillan,
Parecen esmeraldas que ofrecen sus hojas al viento
Pequeñas charcas se hacen en cada espacio hueco,
Los robles y sauces parecen jugar con sus ramas,
Tenderle trampas al viento,
La lluvia parece cantar al caer,
Es un golpeteo sereno,
Y va removiendo tierra,
Va limpiando el camino,
Los adoquines brillan,
Parecen porcelanas,
Y el sol sale tímidamente de entre las nubes,
A lo lejos le veo refulgente,
Sus rayos se entreveran entre las nubes del torrente
Aguacero que cae sobre la ciudad.
De pronto amaina, igual que al comienzo,
Con brisa, refrescante esta vez,
Anuncia su labor hecha,
La tierra huele a fresco
Los plantíos se yerguen vigorosos,
Los pajarillos trinan
Se bañan revoloteando alegres sobre los charcos
Aguas transparentes, que reflejan sus alegres juegos
La montaña se cubre de nubes blancas,
El cielo se despeja,
El primer lucero anuncia el atardecer,
Miro la vereda,
Refulge, limpia,
Y la tarde serena, se apresta a descansar
A dejar a la noche el paso libre,
Y veo entonces que ha hecho la lluvia,
Ha removido de mi alma mi desazón,
Se lleva consigo mis tristezas,
Deja libre el camino para seguir,
O amiga lluvia,
Que injusta he sido contigo¡,
Cómo acusarte de entorpecer mi día?
Cuando tan solo viste lo que yo no ví?
El dolor que ensombrecía mi mirada,
La lágrima que furtiva manchaba mi rostro,
Te has llevado todo sin sentirlo,
Sin decirlo y,
Me dejas llena de esperanza,
Sé ahora bien,
Que cuando de nuevo me sienta triste,
Y estés cerca,
Solo dejaré que te lleves en tus manos
Todo lo que a mi alma ensombrezca
Y así, seguiré mi camino contigo como aliada.

No hay comentarios:

Follow by Email

Buscar este blog