Translate

domingo, 19 de octubre de 2008

¿Cómo confiar en el silencio eterno?

¿Cómo confiar en el silencio eterno?
Sin tu presencia eterno se hace el tiempo,
Pero yo te intuyo, te siento,
Y te presiento.
¿Cómo saber si te amo,
Si no puedo tocar tus manos
Tus ojos ni tus labios?
¿Cómo saber si te amo,
Si no siento tu abrazo,
Tu calor, tu fuerza,
Solo tu voz?
¿Cómo saber si te amo,
Si en la distancia te pierdes en silencio
Si te acercas y te alejas y no puedo detenerte
Y no puedo entender mi corazón ardiente?

¿Cómo comprender que siento,
Cuando tu voz en un susurro corta mi aliento,
Cuando tus ojos arrebatan mi mirada
Y con tu sonrisa me siento besada?
¿A qué juega el destino con nosotros,
De qué triquiñuelas y artimañas se ha valido,
Para robar nuestros sueños
y con un suspiro los ha unido?
¿A quién acusamos de ser el ladrón?
Por robarse dos corazones sangrantes,
Llenos de heridas, de sufrimiento,
De amores ingratos, de malos amantes.
¿A quién le decimos, qué hacemos ahora
Si a la distancia y al silencio
Hemos quedado condenados?

¿Cómo poder decirte: Te amo
Sin que puedas sentir latir mi corazón?
Cómo decirte: te quiero,
Sin que veas mis ojos reflejados en los tuyos?
Cómo susurrarte que te necesito,
Sin sentir tu beso robar mi aliento?
Cómo darte mi cuerpo
Sin que sientas mi alma volar al tuyo?
Cómo calmar las ansias de tu compañía,
Si solo compartimos la lejanía?

Preguntas sin respuestas,
Respuestas llenas de interrogantes,
Vacías y vanas,
Propias de dos amantes,
Poetas, soñadores, anhelantes de vivir,
Un sueño final, del amor beber,
Embrigarse, arrebatarse, y reir,
Extasiados de sentir.

Arrebatar a la noche
Su suave embrujo,
Donde la luna sea confidente,
Y los luceros los testigos,
Del amor puro, del amor silente,
Que arrebata al sueño su rumor,
Que eleva la llama ardiente,
Y lleva a lo más alto de la montaña su ardor.
Unirse sin palabras,
Unirse sin silencios,
Amarse hasta brotar lágrimas,
Llenar con gemidos, tantos vacíos.
Dar pues, rienda suelta a la locura,
Gritar el derecho a sentirse feliz,
Que aquellos que no amaron,
No sabrán que es aquí y ahora,
El momento de redimir la vida,
El momento de sentir por un día,
Que en el fuego de nuestro amor
La soledad queda redimida.

No hay comentarios:

Follow by Email

Buscar este blog